No hay dudas de que la repostería cubana ha ido creciendo con el tiempo y el desarrollo de nuevas técnicas y tipos de dulcería y repostería es notable.